Back to the top

Las cosas que nunca te dije

Las cosas que nunca te dije
llegaron tan tarde a mi boca que ya no podían curar,
quedaron atrapadas en mi lengua.
debajo del paladar
Despierto cada día con su sabor,
si es dulce o es amargo, ¿qué más da?
no sé si es oro lo que hay en mi mano
o tabaco de liar.
Las cosas que nunca te dije
son tan pegadizas que ya no las dejo de tararear,
las tragaperras de los buenos bares
nunca me dejan ganar.
Los cuentos de hadas siempre acaban bien
pero hoy la magia está en el hospital
y no recuerdo en qué escalón dejaste
tu zapato de cristal.
Has de saber que mañana
cuando los kilómetros se acaben y te tenga junto a mí
y el aire que ahora guardo en el pulmón
despoje a mi garganta de su hollín
no volveré a ensayar frente al espejo lo que tenga que decir.
El tiempo ha pasado
y estar a tu lado a través del teclado es lo más parecido a no estar,
te veo en la pantalla y con los dedos
toco pecas de cristal.
Y he descubierto que ya no hay café
que hoy consiga hacerme despertar
del sueño que empezamos una noche,
en la barra de este bar.
Has de saber que mañana
cuando los kilómetros se acaben y te tenga junto a mí
y el aire que ahora guardo en el pulmón
despoje a mi garganta de su hollín
no volveré a ensayar frente al espejo lo que tenga que decir.

© 2021 El Jose